Dr. Tomas Nuñez – Comunicador, productor-conductor de Perspectiva Semanal Megavisión canal 43 TV.

 

La proximidad de la muerte no es el final, hay una realidad que no transcurre en el tiempo, que no necesita descubrirse, en el término de actividad física, ni en el tiempo ni en el espacio y en ese no tiempo debemos entender lo que no entendemos todos los aspectos en la vida temporal lo que no entendemos de modo que es una esperanza positiva que no da miedo.

Simplemente vivimos sabiendo que la muerte no es un cero, es cruzar una puerta a la deriva, ningún proceso químico explica una poesía, o deseos de conocer o encontrar verdad, belleza y bien, ahí es donde está la grandeza humana, y entonces como un proceso químico no puede explicar eso no puede atribuirse a la materia que solo actúa por las cuatros fuerzas que se estudian en la física y lo que no puede explicarse por la actividad que no puede atribuirse a la materia.

Entonces hay razones suficientes para decir que en el ser humano hay una actividad que no puede atribuirse a la materia, que necesita una fuente distinta de la materia y por lo tanto no puede ser caduca y perecedera como es todo lo que hace la materia según sus leyes.

Materia: es todo y solo lo que actúa por una de las cuatro fuerzas 1. Gravitatoria  2. Electromagnética 3. Nuclear fuerte y nuclear débil. Estas son las cuatro fuerzas que define la materia.

El espíritu no es materia ni puede serlo. En el ser humano no puede explicarse todo, en término de la materia, y si en el ser humano hay algo que no es materia, entonces  en él hay algo de supervivencia y de no supervivencia. Hay vida y hay muerte.

Si el hombre tiene una actividad que no puede atribuirse a las cuatro fuerzas  de la materia, tiene que haber una realidad distinta de la materia como causa de esta actividad.

Finalmente como dice Máx Planck Nobel de Física 1918. Toda la materia tiene origen y existe sólo en razón de la propia fuerza, la cual hace vibrar las particulas atómicas y las tiene juntas como un minusculo sistema solar dentro del átomo. Asi, detrás de esta fuerza debemos suponer un espiritú inteligente y consciente. Este espiritú es el fundamento de toda la materia.

Comentarios

Comentarios